Sobre el día

Una plataforma para la acción

La Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 7 de septiembre como el Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul en vistas de la creciente preocupación de la comunidad internacional por la contaminación del aire y con el fin de destacar la necesidad de aumentar los esfuerzos para mejorar la calidad del aire y proteger la salud humana.

A menudo, no podemos ver la contaminación del aire. Pero está en todas partes. La contaminación del aire causa aproximadamente 7 millones de muertes prematuras al año, lo que la convierte en el mayor riesgo ambiental para la salud humana y una de las principales causas prevenibles de muerte y enfermedad a nivel mundial.

Las emisiones contaminantes no conocen fronteras. Afectan de manera desproporcionada a mujeres, niños y personas mayores, y tienen un impacto negativo en los ecosistemas. Muchos contaminantes aceleran la crisis climática, por lo que mejorar la calidad del aire puede contribuir a mitigar el cambio climático. La Agenda 2030 también reconoce que la reducción de la contaminación del aire es importante para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Este primer Día Internacional de Aire Limpio por un cielo azul tiene como objetivo construir una comunidad global de acción que fomente la cooperación nacional, regional e internacional, y constituye un llamado a los países a trabajar unidos para abordar la contaminación del aire y proporcionar aire limpio para todos.

El tema del primer Día Internacional del Aire Limpio para los cielos azules es "Aire Limpio para todos". Nos invita a considerar cómo podemos cambiar nuestra vida cotidiana para reducir las emisiones contaminantes que producimos.

La contaminación del aire se puede prevenir, pero necesitamos a todos a bordo, desde individuos hasta empresas privadas y gobiernos.
 

¿Qué puedes hacer? 
 
La primera celebración del Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul brinda una oportunidad para que cada uno de nosotros combata la contaminación del aire. Y no hace falta esperar hasta el 7 de septiembre para actuar.

Hay tantas cosas que podemos hacer, desde ir en bicicleta al trabajo, reciclar basura no orgánica y pedir a las autoridades locales que mejoren los espacios verdes en nuestras ciudades. Aquí hay más ideas:

  • Apaga las luces y los dispositivos electrónicos que no estén en uso.
  • Comprueba los índices de eficiencia de los sistemas de calefacción y cocinas domésticas, y opta por los modelos que ahorran dinero y protegen la salud
  • Nunca quemes basura, ya que esto contribuye directamente a la contaminación del aire.

¿Qué más puedes hacer para abordar este problema? Comparte tus ideas en las redes sociales con la etiqueta #AireLimpio.

Pon a prueba tus conocimientos sobre la contaminación del aire realizando nuestros cuestionarios.

Y no olvides registrarte para recibir actualizaciones sobre el Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul.
 

El tema

#AireLimpio para todos

El aire que respiramos nos conecta. No conoce fronteras y envuelve y sostiene a todos los seres vivos. Sin embargo, nuestra relación con esta sustancia vital ha cambiado.

La contaminación del aire es ahora la mayor amenaza ambiental para la salud, y causa aproximadamente 7 millones de muertes prematuras cada año por enfermedades como derrames cerebrales, enfermedades cardíacas, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cáncer de pulmón e infecciones respiratorias agudas.

Juntos podemos cambiar esto. El mensaje de este primer Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul es que la contaminación del aire no tiene por qué ser parte de nuestro futuro. Tenemos las soluciones y debemos tomar las medidas necesarias para combatir este enemigo invisible y brindar #AireLimpio para todos.

Los beneficios de actuar son numerosos. Un aire más limpio nos hará más saludables, protegerá la naturaleza, ayudará a lograr los objetivos globales cambio climático, mejorará la calidad de vida y brindará un futuro seguro y equitativo para todos. Trabajemos juntos en casa y en nuestros lugares de trabajo, comunidades, gobiernos y más allá de las fronteras para mejorar nuestro aire.